Preguntas Frecuentes

¿Por qué debemos conocer quién nos representa?

Para saber quiénes son, cómo y dónde contactarlos, y poder así expresar nuestro sentir e incidir sobre las decisiones de política pública que toman y nos afectan de forma positiva o adversa, individual o colectivamente. Los funcionarios electos son los representantes del pueblo, y hayamos votado por esa persona o no, o inclusive sin haber participado en la elección, como sus constituyentes tenemos el derecho a que se escuche nuestra opinión y a exigir cuentas sobre las decisiones que éstos toman.

¿Participación ciudadana y rendición de cuentas?

La rendición de cuentas y participación ciudadana son elementos básicos de una democracia. El ejercicio democrático ciudadano no termina en la caseta de votación, ni queda en el aire durante los cuatro años siguientes a una elección. La participación ciudadana, así como la rendición de cuentas son ejercicios diarios. Para una participación efectiva hace falta conocimiento informado y acceso a los que toman decisiones.

¿De dónde emana el poder político de los representantes electos?

Del pueblo. El preámbulo de la Constitución de Puerto Rico establece:

“Que el sistema democrático es fundamental para la vida de la comunidad puertorriqueña; Que entendemos por sistema democrático aquel donde la voluntad del pueblo es la fuente del poder público, donde el orden político está subordinado a los derechos del hombre y donde se asegura la libre participación del ciudadano en las decisiones colectivas.”

¿Qué rama de gobierno se supone represente de forma más directa a la gente?

La rama legislativa. En Puerto Rico los siguientes funcionarios electos son parte de la rama legislativa: los senadores y los representantes representan al pueblo ante la legislatura estatal, los asambleístas municipales nos representan ante la legislatura municipal, y el comisionado residente, ahora una comisionada, nos representa ante el Congreso de los EEUU. Como representantes del pueblo, todos, tienen el deber de escuchar y actuar en defensa de los mejores intereses de sus constituyentes, no de ningún partido o líder político.

¿Qué diferencia hay entre un legislador por distrito o un legislador por acumulación? ¿Cuántos me representan a mi?

Los legisladores por distrito, son electos por la población de un distrito mientras los legisladores por acumulación son electos por todos los electores. La Asamblea se compone de 16 senadores por distrito o dos por cada uno de los 8 distritos senatoriales, y 11 senadores por acumulación, 40 representantes por distrito o uno por cada distrito representativo y 11 representantes por acumulación.

Cada persona tiene en la Asamblea Legislativa por lo menos 11 senadores y 11 representantes por Acumulación, y en ocasiones cuando se activa la ley de minorías, como sucedió en 2016, este número puede aumentar. Además, cada persona tiene dos Senadores y un Representante por Distrito, o sea según donde ubique su vivienda. En estos momentos un total de 81 legisladores componen la Asamblea Legislativa.

¿Cómo se convierte un proyecto en ley?

Se presenta ante la Asamblea Legislativa el proyecto, se discute en vistas públicas y en el hemiciclo donde finalmente se aprueba con o sin enmiendas, primero por un cuerpo legislativo y luego por el otro. Una vez ambos cuerpos están de acuerdo en el texto final del proyecto envían el mismo para la firma del Gobernador. Cuando el Gobernador estampa su firma en el proyecto éste se convierte en ley. Cuando el Gobernador no está de acuerdo con el proyecto lo devuelve o lo veta. En el proceso de aprobación de un proyecto de ley hay múltiples instancias en las que la ciudadanía puede participar expresándose antes de que la medida se convierta en ley.

¿Cómo se aprueba el presupuesto del país?

El presupuesto del país se aprueba en una medida que se conoce como Resolución Conjunta. Esta sigue el mismo trámite que un proyecto de ley. Por lo general, la medida de presupuesto es enviada por el Gobernador a la Asamblea Legislativa, allí se debate y se aprueba la misma, antes de ser enviada para la firma del Gobernador. Desde la imposición de la Junta de Supervisión Fiscal en el 2016, amparados en la Ley PROMESA aprobada por el Congreso y en contravención con lo que establece la Constitución de Puerto Rico, luego de aprobado el presupuesto por la Asamblea Legislativa y firmado por el Gobernador, la Junta cuando no ha estado de acuerdo con el presupuesto aprobado ha hecho cambios y los tribunales federales le han dado la razón a ésta.

¿Pueden los ciudadanos en Puerto Rico revocar una ley aprobada por el Gobernador?

En Puerto Rico solamente la Asamblea Legislativa puede revocar una ley. Mientras en otros países y otras jurisdicciones de EEUU la ciudadanía puede revocar una ley, en Puerto Rico el mecanismo de referéndum revocatorio, no existe. Para instrumentar dicho mecanismo en Puerto Rico tendríamos que hacer una enmienda a nuestra Constitución.